Relato: Violada por un fantasma



Relato: Violada por un fantasma

Hola, soy yo de nuevo, a continuación les presento una
creación mía espero les guste. Chavas que quieran contactarme mi mail es


y POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO



Si no leyeron mi relato anterior y si lo hicieron ya ni se
acordaran de mí, bueno me describo, Soy Luis tengo 18 y vivo en la Capital. De
México




¿Violada por un Fantasma?




Después de cenar y ver una película, nos acostamos, hacía un
poco de calor, lo que me provocaba insomnio. Me levante, y fui a tomar algo,
abrí el refrigerador con la esperanza de encontrar una cerveza. Pero no hubo
suerte, así que tome el cartón de leche, y bebí un poco. Me senté frente al
televisor, no encontré nada así; que comencé a cambiar de canales, hasta que en
uno de ellos, terminaron los cortos comerciales, y comenzó la película, era una
película erótica, sin llegar a pornográfica, llevaba cinco min. Viéndola cuando
me pareció ver una silueta negra, que me estaba observando, cuando voltee, no
había nada. Esto me puso nervioso, en fin trate de olvidar, y continúe viendo la
película. Pero a los pocos minutos me pareció verla de nuevo, pero entrando en
la recamara, esto fue el colmo, de verdad que estaba asustado, pues cuando salí
de la recamará, había cerrado la puerta, y ahora se encontraba entre abierta.
Entre dispuesto a dar la vida, y luchar contra el intruso, y defender a mi
mujer.



Pero en la recamara no había nadie, solo Alejandra, que
dormía. Ya bastante asustado, corrí a apagar el televisor, y de igual manera
regrese y me metí a mi lecho nupcial, entonces me percate de que la temperatura
había descendido considerablemente, pues ahora me encontraba titiritando de
frío, después de que tuve que ir por algo para refrescarme. Mientras me tapaba
con las cobijas escuche una respiración cerca de mi oído, aterrado no quise
voltear. Y mejor le di la espalda al ente. Y me abrase a mi mujer, intente
pensar en algo, o dormir, cuando conseguía dormir, me despertaba sobresaltado,
en verdad que estaba nervioso. La ultima vez que me desperté, agudicé al oído
para escuchaba algo... y nada, entonces, me arme de valor me di vuelta, y
encendí la lámpara del buró.


Di un vistazo, y todo normal, revise la hora con la
esperanza de que pronto amaneciera. Pero aun eran las dos de la madrugada,
decidí dejar la luz encendida. Mientras pensaba, en distraerme y olvidar lo
sucedido y a la vez, encontrar alguna explicación lógica, me percate que la
temperatura se encontraba como antes, eso me tranquilizo un poco, mientras
conciliaba el sueño, recordé la película que había visto, bueno lo que aquella
cosa o ser me dejo ver, y me comencé a excitar, pero me había jurado, que
mientras tuviera con quien, no me masturbaría y menos a lado de la mujer a la
que amo, trate de olvidar todo, y me abrase de ella, posando mi cabeza sobre uno
de mis brazos y el otro brazo abrasándola por la cintura, pero su cercanía me
continuaba excitando, por el calor, ella estaba descubierta, solo dormía con una
playera larga, que cubría hasta la mitad de Sus muslos, y por el movimiento se
le había levantado cinco centímetros más arriba de la mitad del muslo.



La poca luz que daba la lámpara, le daba un toque romántico a
la habitación, entonces, comencé acariciando su barriguita, por encima de la
playera, pase a la parte superior hacía su cintura, y baje por su cadera y
muslo, hasta donde el largo de mi brazo me permitió, ahí le acaricie el muslo,
sintiendo su suave piel, que parecía de terciopelo. Subiendo y bajando por todo
su muslo. Pasando de la parte trasera a la parte delantera. Entonces subí mi
mano, hasta tocar el tirante de su tanga, y retirando la playera puse mi mano en
su barriguita, y la fui bajando hasta deslizar mis dedos por debajo de la
tanguita hasta tocar, un pequeño triángulo de bellos que a petición mía se
dejaba justo al comienzo de su abertura de placer. Jugué con ellos unos
instantes, y comencé a bajar de nuevo.


Rozando con mi dedo índice, todo su
canal, solo por encima, sin penetrar, de arriba a bajo, repetí esta operación
algunas veces hasta que comencé a sentir húmedo y anotar una aceleración en su
respiración, su pecho se hinchaba de los jadeos, retire mi mano, y saque del
bóxer mi pene que ya estaba bastante duró, pero no erecto, lo metí entre su
tanguita y sus nalgas, y comencé un ligero mete saca, y reanude el trabajo de mi
mano, mientras que con la otra retiraba sus sedosos cabellos, de encima de su
cara, pasándolos por detrás de su oreja, y comencé ha besarla en el cuello y
tras de su oreja, dando le pequeñas lamidas, y mordiendo su lóbulo. Hasta que
noté mis dedos empapados, metí el índice entre sus labios vaginales, y comencé
acariciando su clítoris.



Saque mi pené de entre sus nalgas y retiré mi mano de su
vagina, y vi. que hizo un gesto de extrañeza, comprendí, que no estaba dormida,
rodea el lecho nupcial. Y me senté a su lado, metiendo mi mano izquierda en se
tanga reanudando mi trabajo, y la derecha a través del cuello de la playera (que
como era mía, a ella le quedaba bastante grande) para acariciar sus hermosos
senos, notando que sus pezones estaban para explotar de gusto. Observe que mi
pene se asomaba por el bóxer, abandonando sus senos, saque mi pene, y con él
acaricié sus labios, pasándolo de comisura en comisura. Ella retiro su cabeza,
para evitarlo (pues, no le gustaba para nada la idea de chuparme el pene), y
murmure –Pero si estas dormida bebé, déjate alimentar- mientras tomaba su cabeza
y la jalaba hacía mi.


Ella puso resistencia, cuando sentí unas palpitaciones en
el dedo que trabajaba en su clítoris, y claramente sentí como que succionaban mi
dedo, al instante, sentí su gran cantidad de fluidos resbalar por mis dedos, y
por sus piernas, mojando su tanga, mientras esto sucedía ella aflojo la cabeza,
y dejando escapar un gemido. Entre abrió la boca, por la inercia, de la fuerza
que aplicaba, y su repentino afloje, mi pene fue a dar entre sus labios rozando
sus dientes. Ella al percatarse de ello, volvió a alejarse, pero dándole una
pequeña chupadita a mi glande.



Recostando se sobre su espalda, suspirando, con su pecho
alterado, dando evidencia del ritmo de su respiración, y con una película de
sudor, producida por su tremenda excitación. Abre los ojos, regalándome, una
dulce y tierna mirada, diciéndome –WOW, eso fue maravilloso amor, Uff -. Y
respondiéndole – ah, solo es calentamiento, prepárate, por que me pedirás, que
pare, que no aguantaras un orgasmo más, y mañana ni podrás levantarte, pues tus
piernas no te responderán -, -¿a sí?, Eso espero, por que si no, no te levantas
de esta cama hasta que me cumplas -, - Ja ja, si me pedirás piedad, darás
gracias al cielo si sales viva de esta cama, me pedirás clemencia, que por
favor, te deje dormir -.



Este dialogo intimo fue interrumpido. Pues sentí que unas
manos me tomaban por la espalda y el pecho, levantándome en el aire, y
lanzándome hacía la pared, mi mujer asustada trata de levantarse, pero algo le
da una bofetada, provocando que ella caiga sobre la almohada, yo trato de
levantarme, pero algo me lo impide, como si la fuerza gravitatoria hubiera
aumentado, evitando moverme, solo me queda ver, lo que ocurre, mi mujer sigue
tirada en la cama, al instante la playera se rasga desde el cuello hasta media
barriga, enseguida su tanga sale disparada rasgándose, mi mujer ahora lucha
contra algo que en invisible, este ser la tiene aparentemente tomada de las
muñecas, pues Alejandra las tiene pegadas a la almohada, y parece forcejear,
tratando de evitar que la besen, gritando – No, no, amor, que ocurre, ayúdame,
auxilio -, pero yo no puedo, moverme.


Solo observo, las manos de mi mujer se
encontraban cada una a lado de la cabeza de ella, pero ahora las mueven
dejándolas sobre su cabeza, unidas por las muñecas, dando a suponer, que las
estaban sosteniendo con una sola mano, al instante las piernas de mi mujer son
abiertas, y su abdomen es levantado, quedando ella recargada sobre su espalda,
mientras ella sigue gritando y suplicando –No, no, basta, por favor, dios, amor,
ayúdame, Ahhh- evidentemente mi mujer acababa de ser penetrada por aquel ser
incorpóreo. Este ultimo hecho, me lleno de rabia, que de algún modo, saque
fuerza, no sé de donde, pero logre levantarme e intente lanzarme sobre lo que
ultrajaba a mi mujer. Pero a mitad del camino quede suspendido en el aire, e
inmediatamente salí expulsado atravesando la habitación, al impactarme en la
pared, no caí, que de suspendido en el aire, y solo puede ver como mi mujer era
violada. Ya no podía ni llorar, había entrado en un estado de shock solo tenia
la mirada perdida hacía mí, era como si su alma estuviera atrapada en su cuerpo,
su mirada me aterraba, se podía ver en ella lo que estaba sufriendo, y podía
escuchar sus gritos de ayuda a través de su mirada.



Habían transcurrido ya algunos minutos y seguían en la misma
posición, ella con la pelvis levantada, con sus piernas a los lados de donde se
supone debería estar la cintura del atacante, su espalda recargada en la cama,
en sus senos se podía notar el ritmo de las embestidas, debería de decir su
seno, pues el otro no se bamboleaba como el otro, evidentemente, el ente lo
estaba sobando o chupando.



Después de unos minutos en la misma posición, el cuerpo de mi
mujer cayo en la cama, creí que todo había acabado, y ella, regreso a su cuerpo,
se levanto, a gatas trato de acercarse a mi, pero cuando llevaba a penas unos
pasos, se detuvo en seco, mirándome de una forma tan aterradora, que
inmediatamente supe que la tenía de nuevo. En un nuevo intento de escapar mi
mujer trato de correr, pero algo la detuvo y cayo baca bajo en la cama, e
inmediatamente algo la levanto de las caderas, quedando su pecho sobre la cama,
y lanzando un grito aterrador, supe que había sido penetrada nuevamente, su
cuerpo se movía al compás de las penetraciones de aquel ser.



Así, durante algunos minutos de apreciar las sacudidas del
cuerpo de mi mujer, que hacían evidencia del ritmo en que era penetrada, fuero
aumentando, hasta llegar hacer pausadas, pero firmes y con gran fuerza, dándome
a entender que ya había terminado. Al instante, tanto mi mujer como yo que aun
me encontraba suspendido en el aire caímos, y alcance a percibir una riza, tan
escabrosa que me erizo la piel. Que al instante desperté agitado.



Uff, todo fue un sueño, pero que real. Pero a pesar, de haber
sido un sueño. Estaba realmente asustado. Al instante noté, que tenía una
tremenda erección, y por el barullo que he de haber provocado al despertarme, se
despertó también Alejandra.


Preguntándome –Que pasa amor -, yo sin saber que
decir alcance a balbucear –N – nada -, - Si ya veo que nada -. Enseguida por
debajo las sabanas, paso su mano, y bajando un poco mi bóxer saco mi pené, la
acaricio unos instantes, como afirmando bien su dureza, girando por completo
hacía mi, paso una de sus piernas por encima de mí, colocándose sobre mí,
acariciando me el pecho me miro dulcemente, detuvo su cabello tras de su oreja,
y me beso apasionadamente, se detuvo me miro unos segundos más, o que gran
momento, me encanta esa manera de mirarnos, creo que podemos expresar en esos
momentos mas, que en toda una noche de sexo, levanto sus caderas un poco, bajo
una de sus manos por todo mi estomago y vientre tomo mi pené, lo coloco en su
entrada, y bajo un poco, logrando introducir sólo la cabeza, Ella serró sus
ojos, y mostrando un poco de dolor en su rostro, pues ella tiene una cualidad,
su vagina es un poco estrecha, así que cada vez que tenemos relaciones, es como
su primera vez, un tanto doloroso al principio, solo hasta que logramos dilatar
su vagina, esto con la debida excitación previa, pero ha veces jugamos a que es
nuestra primera vez, en fin, después de meter la cabeza, subió un poco,
apoyándose en mí estomago para poder subir, y volviendo a bajar, penetrándose un
poco más, metiendo uno o dos centímetros más. Ahí permaneció un poco más, yo en
eso, tome sus rodillas, las acaricie, sintiendo su tersa piel, subiendo poco a
poco, por sus muslos, recorriéndolos, llegando a su cintura, pasando a
apoderarme de sus nalgas. Amasándolas, abriéndolas, subiendo de nuevo por su
cintura pasando a su torso, luego, tomo sus dos senos, los acaricio,
incorporándome un poco para besarlos y succionar sus pezones, estaba en el
Olimpo cuando Ale, comienza a mover su pelvis, en movimientos circulares, en
forma de ocho y hacía adelante y a tras, la tomo por sus caderas la miro, habré
sus ojos y me hace un gesto de aprobación, entonces comienzo a bajarla, logrando
una penetración lenta, firme y profunda, hasta que llegamos al tope, unos
instantes para que se adapte e mi pené, y comienza a subir y bajar. Dando
movimientos circulares alterados con él sube y baja.



Flexionando mis rodillas, levanto mi abdomen junto con ella,
afirmo bien mis manos en sus caderas, y comienzo a penetrarla frenéticamente,
arrancándole, grandes gemidos de placer y un tanto de dolor, su rostro, esta
descompuesto por el placer, pero aun se percibe algo de dolor en su rostro.


Ella
solo se deja llevar por mis movimientos, tomando con sus manos sus senos,
acariciándolos, en eso se desplomo sobre mi pecho, me abraso, y me dio pequeñas
mordidas en el hombro, cuello y lóbulo, a la vez, que se le escapaban pequeños
gemidos y jadeos, que a pesar de ser pequeños, demostraban sin duda, el gran
placer que sentía y el mayor que se acercaba, en eso, mi primer descarga fue a
dar en lo mas profundo de su ser, ella al sentirla, ser vino, en un gran
orgasmo, que no pudo evitar gritar dar grandes gemidos, que más que gemidos,
parcelan gritos.



Terminamos, pero permanecimos así, reposando, tratando de
recuperar la respiración, algo me indujo a merar sobre su hombro hacía la
puerta, que extrañamente estaba abierta, y en ella, estaba aquel ser, sin forma
ni rostro, solo era una sombra que perecía observarnos.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Relato: Violada por un fantasma
Leida: 22790veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados




























porno cachondarelatos hot incesto caseros embarazadarelato erotico alquilando a mi hijita menorcita parte 1relatos eroticos el portéro con la colegialarelatos eroticos lampiñahistorias eroticas de repegones en el metro historias gratisRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatorelatos de sexo madre e hija lesbianasme follo a mi suegra por errorrelatos xxx pequeña familiaRelatos gays xxx militaresRelatos gays el huekitomini lesbianas tiernas putitas primas relatos eroticos tiernosRelatoseroticos el haren de nenas de mi padrerelatos de putitas xxxRelatos eróticos hombres que han desvirgado culitos gaysrelatos porno cura con nenaIncesto con la abuela relatadosrelatos eroticos la sobrina precoz parte 2Relatos de amorfilialRelatos gay borrachorelatos eroticos romanticos prene a mi prima desexo con el papa de mi novio relatosRelatos y confesiones porno venezuelaTodo relatos de comadres viudas calientesexo gay ancianosle rompi la cola x borracha relatosrelatos sexo suegrarelato porno/ el paradorRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatomaduras vecinasrelatos sexuales de madres con hijosrelato erotico abuelo nietaporno en la playaMe folla con amor mi tío relatos pornosRelatos gays de amigos haciendo la tarea heterosme coji a una vieja relatos eroticosIncesto con la abuela relatadosRelatos eróticos. Con ancianasrelatos porno de mi abuelo nos deja follar con la abuelaRELATO EROTICO ENAMORADA DE PAPA DESDE PEQUENAabuelos follando con sus nietasRelatos xxx de madre e hijas lesbianasrelato hombre y perra cojiendoviolando a su ermana bien peda relatosmis sobrinitas en la piscina relatosporno relatos eroticos de esclavos comiendo culos y coñosrelatos de sexo en el metrorelato porno,abuela se folla a nieto preferidorelato erotico hijita 8Relatos eróticos hombres que han desvirgado culitos gaysRElatos erotico con hijastra Me follaron en la discorelatosrelatos las tanguitas usadas de mi sobrinitaculito rico virgen relato gayporno relatos primera vez analRelatos eroticosmientras yo la cuidava ella me la agarrava relatos eroticosxxx relatos porno de amor filialrelatos "tu pipi" vergotarelato xxx el despertar del placer con mi pequeña hijaRelatos porno albañilMisrelatosporno.com/hijas primera vezmarisol xxxRelatos cojiendo con mama en el ranchorelato fui violada y me encanto xxxrelato porno hijastrascuentos porno con mi secretariaIncesto con la abuela relatadosrelatos de putas.mi vecino embarazo a mi esposazoofila xxxRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelato